boto

noticias

publicado el 6 de marzo de 2012

Warning: preg_replace(): Delimiter must not be alphanumeric or backslash in /usr/home/hermenaute.com/web/includes/funcions_preview.php on line 180 Warning: preg_replace(): Empty regular expression in /usr/home/hermenaute.com/web/includes/funcions_preview.php on line 181


El DVD morirá tarde o temprano. Enviar películas en un plástico no tiene sentido en un mundo digital

Marta Torres | El 7 de marzo a las 11 de la mañana se ha puesto en marcha oficialmente en España la plataforma de distribución de cine y televisión online Voddler. A diferencia de lo que suele ser habitual en el mercado incipiente del cine en casa, la compañía ofrece la mayor parte de sus contenidos de manera gratuita y con publicidad, mientras que los contenidos de pago, que suelen ser el 30%, siguen el modelo de iTunes. En pocas palabras: las películas de más de cuatro o cinco
años, las que podríamos ver en televisión, se pueden ver de forma gratuita, mientras que los filmes más recientes funcionan como en un video club: se alquilan. Para su lanzamiento en España, ofrece 600 títulos entre películas y series que irá ampliando en los próximos meses hasta llegar a unos 5.000, que pueden verse tanto en el ordenador como en móviles o tabletas [1].

El servicio fue fundado en el año 2005 por Magnus Dalhamn y Mattias Bergström en Suecia. España es el primer intento de hacerse con un gran mercado después de Escandinavia. Su intención es lanzar Voddler en la mayoría de países europeos.

Hemos podido hablar con Cristina Bueno, responsable de comunicación en España, y nos ha concedido una jugosa entrevista en la que han roto algunos mitos arraigados sobre cine e internet. Para Voddler, El DVD es uno de los principales responsables de la piratería, mientras que las salas tradicionales no tienen de que preocuparse: la experiencia de ir a un cine no tiene nada que ver con ver vídeos en casa o en el móbil, a diferencia de la televisión, que ya se está replanteando su modelo.

En el mercado hay muchas plataformas de cine online, ¿qué hace diferente a Voddler?

Nuestra tecnología patentada, la tecnología de streaming distribuida VoddlerNet, dónde todos los usuarios de Voddler comparten su banda, permite una calidad más alta de bitrate (mejor imagen) y ofrecer títulos de visualización gratuita, con 3 o 4 minutos de publicidad antes de empezar la película, (ya que reducimos el coste de streaming y el coste de almacenamiento).

Desde la perspectiva del consumidor, somos el único servicio de video bajo demanda (VOD en sus siglas inglesas) en cualquiera de los mercados en los que estamos operativos, que ofrece una gran parte del catálogo como gratuito.

¿Cómo ha funcionado la versión beta de Voddler?

Extremadamente bien. Desde un punto de vista de tecnología, el rendimiento del servicio ha sido excelente. El único input que hemos tenido de los 100.000 usuarios de la versión beta ha sido que quieren más (más contenido, más plataformas…).

¿Cómo está evolucionando el mercado del cine online en España? ¿Tienen datos?

En todos los mercados, el funcionamiento de las distintas ventanas de distribución (dónde las películas pasan del cine al DVD, a la televisión de pago y, finalmente, a la televisión generalista) está bajo presión para cambiar. Vemos diferentes actores respondiendo a estos cambios en diferentes campos (las cadenas de cine; los proveedores de banda ancha/IP; la televisión por cable; las televisiones generalistas) y parece que todos se están moviendo a un espacio digital explorando diferentes formas de video bajo demanda (Vod) como por ejemplo servicios basados en internet/móvil o televisores conectados a internet.

La sala de cine no siempre es lo mejor para el consumidor, que en estos momentos no tiene una alternativa legal a la que acudir cuando no puede pagar para ver el último estreno

Los usuarios españoles tienen fama de preferir los contenidos ilegales, ¿Cómo les convencerán para que usen Voddler?

Nosotros tenemos claro que no competimos con el precio. Estamos compitiendo en disponibilidad. Cuando la gente consume contenido ilegalmente, es una señal de que quieren ver buenas películas, no que quieran verlas gratuitamente. Entonces, lo que debemos hacer es ofrecer buenas películas para consumir de una manera fácil y en todas las plataformas en las que la gente quiera verlas, y bajo una regulación del mercados que tenga sentido (ya sea visualización gratuita con publicidad, o de fácil alquiler…).

¿Cuántas películas ofrecerán? ¿Cuántas de ellas gratuitas?

Para el lanzamiento tendremos aproximadamente 600 títulos. Continuaremos aumentando el catálogo durante las próximas semanas y meses hasta que lleguemos a la cifra de 5.000 títulos, que es el tamaño de catálogo estándar que tenemos en Escandinavia.

Alrededor del 60% o el 70% de estos títulos son gratuitos. Éstos se corresponden en antigüedad a aquellos que podemos ver en la televisión por la noche, en otras palabras, los que tienen más de 4 o 5 años.

Los títulos en alquiler son aquellos que encontraríamos en nuestro videoclub. Estos títulos normalmente los tenemos de 3 a 6 meses (luego los estudios nos piden retirarlos, si no, ellos no podrían venderlos a las televisiones de pago/ o los proveedores de tv por cable).

Más información sobre el sistema de las ventanas de distribución

A la inauguración ha acudido la plana mayor de la empresa ¿Cuáles son los planes de Voddler en España? ¿La consideran una de sus prioridades?

El mercado español es de alta prioridad para nosotros. Es nuestro primer mercado fuera de Escandinavia, y tiene el potencial de convertirse rápidamente en nuestro mercado más grande en estos momentos.

Además, de cara al futuro, tenemos previsto lanzar Voddler en la mayoría de países de Europa durante el 2012. Esto está previsto hacerlo en conjunción con nuestro partner Nokia, para el que hemos desarrollado una exclusiva app, con funciones únicas para la plataforma de Lumia.

¿Han introducido algún cambio en el modelo original de Voddler para adaptarlo al mercado español?

Sin duda trabajaremos con un catálogo para adaptar a las preferencias locales, tanto para los títulos que ofrecemos, como para las distintas versiones de idiomas. Por ejemplo, en Escandinavia sólo ofrecemos la versión original y en España ofrecemos tanto versión original como doblada. Eso sí, y a parte de las diferencias entre países, aplicamos en todos los mercados el modelo general de Voddler: multiplataforma, el mismo usuario, un amplio catálogo de títulos en alquiler que serían los últimos estrenos y títulos financiados con publicidad y gratuitos que serían los más antiguos.

En la pasada edición de los Goya, el presidente de la Academia Española de las Artes y las Ciencias Cinematográficas apostó por las vías tradicionales de distribución en lugar de Internet, al que situaba en un futuro muy lejano ¿Qué opina de ello?

No es de sorprender que no compartamos este punto de vista. Creemos que la distribución online abre para los que hacen cine muchos nuevos caminos para distribuir sus películas y encontrar nuevas maneras de generar ingresos y sobretodo hace más fácil para las audiencias encontrar las películas que quieren ver. Es un win-win para los que hacen cine y para las audiencias.

Naturalmente se producirán cambios en la industria del cine como resultado de esto. Las objeciones que nos encontramos en la distribución online vienen sobretodo y principalmente de los distribuidores, preocupados por sus negocios en este nuevo mundo digital.

Aquí vienen nuestras perspectivas:
1. El DVD morirá tarde o temprano. Enviar películas en un plástico no tiene sentido en un mundo digital. Cuando ésto pase, también se reducirá la piratería en gran medida, ya que la mayoría de sitios piratas consiguen el contenido de forma grabada (DVD, Blu-rays) y no de otras fuentes. Cuando las películas se distribuyen en DVD es cuando llegan a los sitios piratas.

2. La televisión de pago y la televisión gratuita tendrán que cambiar su modelo de negocio y trabajar más bajo demanda. Lo están haciendo ya, con televisión catch-up: recogiendo contenido de todos los canales y ofreciéndolo bajo demanda.

3. Pero la ventana principal, los cines, no tienen mucho de qué preocuparse. La experiencia de ir al cine no es paralela ni se parece a los que tenemos en casa recordemos que Voddler es un negocio de entretenimiento en casa, con el añadido del móvil). Simplemente es que el cine no siempre es lo mejor para el consumidor, que en estos momentos no tiene una alternativa legal a la que acudir cuando no puede pagar para ver el último estreno, si no es ir al cine.

Aquí va un fantástico comic
que ilustra todo esto.

¿Creen que hay algún detalle en la normativa española sobre cine, distribución o derechos de autor que debería cambiarse para hacer al sector más competitivo?

Debería revisarse la regularización de las sociedades de derechos autor, haciéndolo todo más claro y más transparente respecto a lo que pagamos. Ya estamos pagando las tarifas de licencias por las películas a los estudios y los que hacen cine; ¿qué sentido tienen los recargos y las tarifas extras de las sociedades de autores? Además, hay que eliminar sistemas gubernamentales que bloquean sistemas de distribución ya existentes cuando hay nuevos que aparecen.

También deberíamos tener un IVA propio para la distribución de películas; una película debería pagar el mismo IVA en servicio de video bajo demanda tal y cómo hace el cine (y actualmente no es así).

Somos la ventana online para festivales de cortometrajes tanto como para actuales y futuros realizadores

¿Han pensado en promocionar a directores noveles o de cortometrajes?

Absolutamente. Ya lo hacemos en nuestros mercados actuales. Somos la ventana online para festivales de cortometrajes tanto como para actuales y futuros realizadores; y también hemos empezado a distribuir películas de realizadores independientes.


Algunos apuntes sobre cine online

Bitrate (Tasa de bits variable): Es un termino usado en telecomunicación que se refiere a la tasa de bits utilizados en la codificación de audio o vídeo. La tasa de bits es la relación de bits por segundo que consume un fichero de audio o de vídeo. A mayor tasa, mayor calidad.

VoD: siglas de Video-on-Demand (Video bajo demanda). Es un sistema que permite al usuario el acceso a contenidos multimedia de forma personalizada, se aplica al ordenador o a la televisión, donde es conocido como televisión a la carta.

Over the top (OTT): término general de un servicio que se utiliza sobre una red pero que no es ofrecido por el operador de la red. En un nivel más práctico, se aplica a las aplicaciones que permiten ver contenidos de internet a través de consolas, televisores u otros dispositivos. Ejemplos son Apple TV, TiVo de Amazon, Netflix a través de la Wii, etc.

  • [1]. Desgraciadamente Voddler no es compatible con los equipos Linux. Las compañías de contenidos dudan todavía de la protección anticopia y de la seguridad de DRM de las plataformas Linux, lo que ha hecho que todavía no hayan concedido los derechos para visualizar los films en los sistemas operativos Linux.


archivo