boto

noticias

publicado el 22 de enero de 2013

Stoker (Lazos perversos), la primera película en inglés del realizador coreano Park Chan-Wok, se ha estrenado en esta edición del festival de Sundance y, si hemos de juzgar por las críticas publicadas, no defrauda ni abandona la particular concepción del cine del director de Thirst, aunque parece ser que es un pelín menos extrema que sus películas coreanas. Algunos críticos incluso la comparan con La sombra de una duda de Alfred Hitchcock mezclada con Heathers, la comedia de 1988 con Winona Ryder y Christian Slater. En todo caso, una mezcla de thriller, cuento gótico y el sello personal del director.

La película es un cuento macabro de una familia compuesta por la joven India (Mia Wasikowska), una madre inestable (Nicole Kidman) y un padre ausente muerto en un accidente de tráfico. Todo se descompone con la llegada de un familiar, el tío Charlie (Matthew Goode), tercer vértice de un perverso y larvado triángulo sexual.

Un paseo por Twitter revela que la película ha gustado mucho. La llaman hermosa, demente, horripilante (en el mejor sentido), aunque también hay críticas negativas que la acusan de vacía y falsamente controvertida.

La película será distribuida por 20th Century Fox y se estrenará en España el 10 de mayo de 2013.


archivo