boto

noticias

publicado el 24 de enero de 2013

Ya queda menos para saber cómo será la nueva Posesión Infernal (Evil dead), el remake de la obra que convirtió a Sam Raimi en un director de culto entre los devotos del terror y que ahora busca afianzarse entre el nuevo público adolescente produciendo de nuevo la misma historia, que dirige el director uruguayo Fede Álvarez.

La primera película, estrenada en 1981, era un filme de bajo presupuesto que tomaba consciencia por primera vez de las bases del slasher: una cabaña en el bosque, un grupo de adolescentes aislados, sexo implícito y mucho gore aliñado con humor negro. Sin embargo, y a la manera de la moderna The Cabin in the Woods, la película no actuaba sólo como un guiño al cine de terror, Raimi supo crear una atmósfera malsana y llevó aún más allá la cámara subjetiva de La matanza de Texas en las terroríficas persecuciones en el bosque. El argumento y los personajes, meros clichés, eran lo de menos en un filme que lograba alternar el humor con el horror puro.

A juzgar por el tráiler, la nueva Posesión infernal mantiene tanto la atmósfera como la cámara subjetiva del original aunque parece haber prescindido completamente del humor. Da la sensación que busca perder el aire referencial (casi paródico) de la primera película y el filme se vende como "el más terrorífico que el público haya visto nunca", entendiendo que este público es ahora adolescente y no ha visto la película original.

Fede Álvarez, el director, es debutante en el largometraje y ha dirigido hasta ahora cuatro cortos, entre los que destaca Ataque de pánico (2009). Además de Sam Raimi, producen la película Robert Tapert y Bruce Campbell, el actor del filme original. En España se estrena el 17 de mayo. Os dejamos con el tráiler.



archivo