boto

Sitges 2021 bestial

publicado el 30 de septiembre de 2021

Las excentricidades de Sitges

Marta Torres | A principios de los años setenta, una organización luterana de Pennsylvania encargó al director George A. Romero que dirigiese una película sobre el abuso a la tercera edad. De allí surgió The Amusement Park, un filme sobre el periplo de un abuelo en un parque de atracciones que fue un poco más allá del encargo original. El filme estaba protagonizado por Lincoln Maazel, que volvió a trabajar con Romero en Martin, y se estrenó en el Festival de Cine de Nueva York en 1975. Desde entonces circularon algunas copias en algunos festivales, si bien el filme se dio por perdido a principios de siglo. Hasta que el Festival de Cine de Turín encontró una copia en 16 mm que había utilizado en una retrospectiva dedicada al autor en 2001 y la envió a Romero y a su esposa en 2017. La película ha sido restaurada y podrá verse en Sitges este año.

No es la única película extraña venida del pasado que podrá verse en Sitges. Tenemos el ejemplo de Mad God, de Phil Tippett, el creador de los dinosaurios de Parque Jurásico, que ha estado trabajando 30 años en este filme de animación algo peculiar; o On The Silver Glove, de Andrzej Zulawski, un filme de ciencia ficción del creador de La posesión que se estrenó en 1987.

Otras rarezas destacables de este año son Prisoners of the Ghostland, del actor Nicolas Cage y el director japonés Sion Sono, sobre la historia de dos delincuentes obligados a rescatar a alguien de un territorio sin ley, un género en sí mismo, o la misma Titane, de Julia Ducournau, la esperadísima película premiada en Cannes con la Palma de Oro que, dicen, es la sensación de la temporada.


archivo