boto

críticas

FICHA TÈCNICA

Men

Men

director:

Alex Garland

año:

2022

nacionalidad:

Reino Unido

productores:

Allon Reich, Andrew Macdonald, Cahal Bannon, Joanne Smith

estreno en España:

22 de julio de 2022

100 minutos

Ecos del hombre verde


Hay una escena central en Men que a mi entender da la clave de toda la película. Una mujer pasea por un bosque húmedo y encuentra un antiguo túnel ferroviario, ahora en desuso. Se adentra en él y empieza a jugar con el eco. Canta una vez, y otra, y otra… hasta que las melodías que canta, senzillas y hasta ingenuas, se superponen en una polifonía bella y algo inquietante. Hasta aquí la escena habia tenido la pátina de un paseo bucólico y hasta liberador, acompañado por la lluvia suave y los mil tonos del verde. Pero los ecos, que siempre son acertijos o preguntas, parecen despertar algo al otro lado del túnel, acompañado de una respuesta musical rasgada y seca, como el canto de una urraca. Men está tejida como este canto polifónico. Se construye a partir de pequeños fragmentos con ligeras variaciones que actuán como avisos o anotaciones a pie de página. Unidos, en cambio, toman la forma de un concierto que evoluciona desde la simple inquietud al horror de la carne y la sangre. Men es un conjuro.

Marta Torres | Alex Garland es un escritor, guionista y director británico con una filmografía nada acomodada, de la que destaca Ex machina, Aniquilación o la serie DEVS, dos relatos de ciencia ficción que comparten con Men el gusto juguetón por las variaciones y los relatos múltiples. En el cine de Garland no existen las realidades únicas y sus filmes son un jardín de caminos que se bifurcan, por lo que es curioso que la película surja de algo invisible y omnipresente. Garland explica que Men nació de un curioso motivo folk británico: el hombre verde. Se trata de un mito pagano —un rostro masculino rodeado por hojas— que resurgió con fuerza como motivo decorativo en la Inglaterra del siglo XIX. Hoy puede verse en iglesias e incluso pubs. Garland encontró en el hombre verde una alegoría al dominio que ejerce el hombre sobre la mujer, está en todas partes pero es invisible, y le estuvo dando vueltas a la idea durante quince años.

El primer borrador de la película lo escribió entre Sunshine (Danny Boyle, 2007) y Nunca me abandones (Mark Romanek, 2010) y presentaba al hombre verde como un monstruo aterrador. Luego fue rebajándolo hasta convertirlo en un tipo patético, incluso ridículo, y lo multiplicó hasta crear una estirpe de hombres, un pueblo entero, interpretados todos por el mismo actor, un extraordinario Rory Kinnear. Esta polifonía de hombres quejosos, algo ridículos y con distintas pátinas de urbanidad y educación (un niño malcriado, un policia, un cura, un caballeroso casero…) se dedican a acosar a una joven (Jessie Buckley) en el tranquilo pueblo rural en el que se refugia para «curarse» de una mala relación con su exmarido. En este aspecto, Men podrá haber sido un filme de folk horror de los años setenta. Un trauma original que recorre toda la historia, horror alegórico, un punto de cinismo y hasta de humor, la tradicional oposición entre el campo y la ciudad, una fotografia entre realista y etérea, un poco de body horror y un final ambiguo que de que pensar al espectador, si no fuera por este sutil tejido polifónico, que empieza con detalles que apenas pueden llamarse amenazas -demasiado estúpidos, demasiado ridículos— para construir un tour de force final terrorífico, grotesco e incómodo, a la manera de Repulsión (Roman Polanski, 1965), pero situado en una idílica casa de campo en lugar de en un apartamento.

Pero Men es sobre todo un estudio sobre las múltiples variaciones del hombre llorón, sus chantajes, sus amenazas y su aparente incapacidad para aceptar el rechazo. Incluso aparecen motivos míticos del pensamiento misógino como la manzana de Eva, el rojo, la mujer pecadora o la arpía (una de las imágenes más inspiradas de la película). Men también es una respuesta al porqué de este acoso infinito. El eco desagradable que todo esto provoca en una mujer que acaba de sufrir una pérdida y el camino hacia la liberación.


Artículo publicado el 29 de julio de 2022

Más críticas