boto

noticias

publicado el 22 de agosto de 2012

Hay películas que se ven con el estómago, o con las vísceras... que, por cierto, tiene tantas conexiones nerviosas como el cerebro. Es el caso de los filmes firmados por ese gigante excesivo y genial que es Rob Zombie, cantante, músico y director de cine. Sus películas, aunque en ocasiones irregulares, tienen la virtud de poner el cine por encima del culto al guion, la historia y otras vacas sagradas relacionadas con la industria del cine y su narrativa más convencional. Aunque pueden rastrearse sin dificultad homenajes a estéticas anteriores, guiños a la serie B o Z y referencias pulp, el cine de Rob Zombie es absolutamente suyo, único y, sobretodo, contundente. The Lords Of salem es el quinto largometraje de este autor y promete emociones fuertes y, esperemos, terror.

Todo indica que veremos al Rob Zombie más libre y provocador, el que nos encandiló con sus primeras películas. Él mismo lo adelantó al terminar Halloween y su secuela cuando dijo que le apetecía rodar algo “diferente y original”. Haunted Films, la productora de Insidious y Paranormal Activity decidió apostar por su nueva idea y le dio absoluta libertad creativa para que hiciera lo que quisiera. Él mismo define su nuevo trabajo como si “Ken Russell se pusiera a dirigir El resplandor”… veremos.

Por lo pronto, se puede decir con seguridad que la película tratará sobre brujería (está ambientada en Salem, donde tuvo lugar el incidente más famoso relacionado con los procesos por brujería en Estados Unidos). También tendrá relación directa con el hard-rock. En esta ocasión, su musa y su mujer (Sheri Moon Zombie) interpreta a Heidi, una DJ en una radio local. El detonante de la acción es una caja de madera que contiene un vinilo y un mensaje “Este es un regalo de los Lords”. La música despierta extraños ecos en la pequeña ciudad de Salem y provoca en Heidi violentas pesadillas y alucinaciones relacionadas con el pasado de la ciudad.

En la película habrá brujas (una de ellas interpretada por Meg Foster), ceremonias de magia negra, un reverendo sin escrúpulos (interpretado por Richard Lynch en el que ha sido su último papel antes de su muerte), ejecuciones sumarias y venganzas sobrenaturales. La banda sonora corre a cargo de John 5 (John William Lowery), guitarrista del grupo de Rob Zombie.

Según la nota que ha publicado el TIFF Festival, donde se estrenará el próximo 10 de setiembre, la película crea una sofocante sensación de suspense donde destaca el apartamento de Heidi, un personaje en sí mismo que recuerda la atmosfera de otras moradas diabólicas, como el edificio maldito de La semilla del diablo o la casa de El Centinela. Además, Zombie ha recuperado iconos del cine de culto como Judy Geeson (To Sir, With Love), Dee Wallace (ET y El grito) y Patricia Quinn (The Rocky Horror Picture Show).


archivo